¿Conoces la historia del baloncesto?

Cuando pensamos en el baloncesto, es muy probable que nos imaginemos el espectáculo que ofrece la NBA, con grandes saltos, atletas altos corriendo en pantalones cortos y con una cancha pulida que reluce bajo las luces. Sin embargo, en sus inicios no fue tan llamativo.

El baloncesto surgió en 1821, en Massachussets, Estados Unidos. Un profesor (de origen canadiense) de educación física llamado James Naismith buscó crear un deporte que se basara más en la destreza que en el contacto o en la fuerza física.  Naismith tuvo 14 días para desarrollar un juego que permitiera a los jóvenes estudiantes de la Escuela de Trabajadores Cristianos ejercitarse y olvidar la inclemencia del clima invernal de Nueva Inglaterra.

Los principios básicos del baloncesto por Naismith

  1. El balón para jugar será esférico y puede ser lanzado con una o dos manos del jugador.
  2. Todo jugador puede posicionarse en donde guste del terreno de juego.
  3. No se puede retener la pelota y correr con ella.
  4. Está prohibido el contacto entre jugadores, pues no es un juego violento.
  5. La meta es elevada.

¿Cómo inició el baloncesto?

Naismith utilizó balones de fútbol para desarrollar su juego: hacer caer los balones por cestas colgadas en lo alto. Se sabe que los cestos utilizados eran de fruta (probablemente manzanas o duraznos). Como tenían un fondo, cada que se lograba encestar, se detenía el juego para poder sacar el balón y continuar.

El primer juego se jugó en el gimnasio del YMCA el 20 de enero de 1892. La evolución del juego ha sido constante: en 1894 se estableció el tiro libre, en 1897 se reglamentó que serían 5 y no 9 jugadores y en 1904 el tamaño de la cancha fue definido.

Cabe destacar que el baloncesto femenino empezó casi al mismo tiempo que el masculino, gracias a la profesora Senda Berenson que adaptó las reglas para mujeres, jugándose el primer partido en 1893.

Originalmente los cestos estaban a 3 metros de altura (10 pies), cosa que se ha respetado hasta nuestros días. Como al crear el juego Naismith contaba con 18 estudiantes, los equipos eran de 9 personas cada uno: 3 defensivos, 3 en el centro y 3 delanteros. Estos jugadores tenían que respetar 13 reglas que buscaban evitar el contacto físico y favorecer la destreza con el balón. Dentro de las normas se incluía como falta hacer zancadillas, empujar, golpear o cargar con el hombro. 

Para dar a conocer y popularizar el juego, el listado de las 13 reglas se publicó en el periódico de Springfield College, The Triangle. Para 1936. El baloncesto fue ascendido a categoría olímpica, pero es hasta la década de los 50’s que se introdujo el famoso balón anaranjado que conocemos hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *